COMUNICADO

A nuestros estimados visitantes, clientes, socios, amigos y familiares:

Al día de la fecha viernes 18 de junio de 2021, informamos que a partir de ahora y por tiempo indeterminado, se dará cese a toda actividad enfocada en desarrollo audiovisual y artístico, debido a los motivos expresados a continuación.

El proyecto "Dna Indie Art" fue concebido a finales del año 2011 por un sueño, un objetivo y meta clara: promover la creación, distribución y desarrollo artístico de carácter independiente, fuera de todo estándar comercial y libre de financiamiento más allá del fondo propio y privado. Es por esto que muchas de las obras creadas, fueron distribuidas bajo licencia Creative Commons. Nuestro objetivo principal, era ser un megáfono para dar a conocer el arte en todas sus formas y a sus respectivos creadores independientes de distintas partes del mundo, sin fines de lucro y con la premisa de que el arte, puede ser la herramienta de cambio social y personal más poderosa. De allí el eslogan "Indie Art" (arte independiente, en inglés). El objetivo en un primer momento, era generar material artístico propio y ayudar a las personas sin intención de recibir nada a cambio, para que también puedan comunicar sus ideas, usando el arte y el desarrollo audiovisual como herramientas de cambio. Una posibilidad de superación y progreso personal era la premisa, más allá de un fin económico. Sin embargo, en algún punto del camino entre los años 2017 y 2019, gracias a una mala gestión conjunta de pésimas decisiones y una visión egoísta del mundo, Dna perdió el rumbo. Pasamos de ser un sello independiente, libre y anti-comercial, a convertirnos durante un lapso de tiempo, en un pequeño estudio privado y comercial. Desde entonces, nada de lo realizado, logró realmente llenar las expectativas del fundador y el espíritu inicial del proyecto; generando un continuo malestar y hasta desprecio por todo lo realizado, es por esta razón, que se ha decidido dar fin a toda actividad y replantear una nueva hoja de ruta, que sea fiel a la visión original del proyecto. Nos encontramos en un punto en el que deseamos retomar un sueño, que realmente pueda llenar los corazones. Esperamos prontamente, volver a encontrar esa luz que se perdió en la oscuridad, y darle al proyecto el carácter por el que fue concebido en un primer momento. Agradecemos que nos hayan acompañado en cada paso, en cada acierto y en cada error. Fallar es parte de evolucionar y esperamos que todo lo aprendido, pueda redireccionar nuevamente al proyecto y llenar así, el vacío que dejó lo que antes se hacia por amor y que luego se terminó haciendo por dinero. Con cariño, nos despedimos por el tiempo que sea necesario. Muchas gracias por la comprensión y por todo lo vivido en estos diez años. Gracias por cada proyecto que nos confiaron, por cada enseñanza que nos dieron y por cada oportunidad brindada. Esperamos volver pronto, con las ideas claras y esas ganas de hacer algo diferente al resto, que fue lo que en un primer momento marcaron el rumbo de esta firma. Saludos.-